Eran los noventa y las llamadas telefónicas costaban un fangote de guita. Pero la humanidad había descubierto la forma de comunicarse a bajo costo. Los mensajes de textos habían llegado. Ahora podíamos comunicar grandes cantidades de información sin que eso signifique que nuestra factura del móvil sea impagable. Pero no todo era color de rosas.

Categorías: Podcast